Acolchados con tejidos sintéticos

Acolchados con tejidos sintéticos

Para las nuevas plantaciones: La mejor alternativa a las escardas tradicionales

Uno de los problemas habituales con que se encuentran las nuevas plantaciones de árboles tanto en agricultura como en forestal, es la competencia que ejercen por los nutrientes y el agua las llamadas “malas hierbas” sobre los débiles plantones recién plantados o aún con escaso desarrollo radicular. El problema se soluciona habitualmente con escardas manuales o químicas, pero cada una de estas técnicas tiene graves inconvenientes.

Las escardas manuales resultan caras y con frecuencia es necesario hacerlas repetidamente pues no se retira ni muere el sistema radicular de la hierba, con lo que al poco tiempo vuelve a brotar a veces incluso con más ímpetu ante la falta de competencia de otras hierbas y el mayor desarrollo radicular logrado con recorte de la parte aérea.

La escarda química, es la que se hace empleando herbicidas para lo cual se precisa un conocimiento expreso de los mismos, obtenido mediante los cursos impartidos para la obtención del carnet de aplicador de plaguicidas autorizado, y aún así no se está exento de riesgos sobre las pequeñas plantaciones, ya que la volatilidad de muchas de estas substancias químicas hace que se afecten los brotes tiernos de los arbolitos por lo cual es necesario guardar distancias de seguridad con los mismos, lo que no te garantiza eliminar las plantas más cercanas y que causan por ello más perjuicios a la planta.

Acolchados con tejidos sintéticos

Por todo ello, la alternativa a las escardas tradicionales cada vez son más empleadas, y más aconsejables son los acolchados textiles orgánicos o sintéticos. Diseñados o cortados a las dimensiones adecuadas al tamaño del árbol y al método de cultivo a realizar sobre el resto del suelo entre árboles, se podrán colocar y fijar de forma que ejercerán no sólo una función antihierba al sombrear la tierra del alcorque, sino también evitar las pérdidas de agua por evaporación del suelo, favoreciendo la condensación de la humedad atmosférica en el entorno de las plantas. Por otra parte, mejora el control de la erosión sobres las calles del cultivo y se favorecen las relaciones de biodiversidad al poder mantener el desarrollo de las hierbas más tiempo, lo que finalmente permitirá establecer una mejor cubierta vegetal para el cultivo.

Las principales diferencias entre ambos acolchados, naturales (orgánicos) o sintéticos, pueden ser:
» Los acolchados naturales son más fáciles de instalar por cuanto precisan menos trabajos de fijación, presentan una mayor adherencia al suelo, no siendo necesario retirarlos tras su descomposición e incorporación al suelo, pero suelen presentar mayores índices de contaminación por malas hierbas y por tanto un efecto antihierba de menor duración. También su precio de venta al público es algo mayor que el de los sintéticos.

» Los acolchados sintéticos es preciso fijarlos muy bien para que no sean arrastrados por el aire, pudiéndose hacer esto bien mediante grapas o bien mediante al aporcado de sus bordes con tierra del entorno, teniendo especial cuidado de que sólo se quede en los bordes, pues corremos el riesgo de contaminar el textil con las semillas que pueden germinar sobre el mismo. Tiene un efecto acolchado más duradero que los orgánicos, si bien siempre podrán ser separados del suelo para su retirada. También su precio es siempre algo más económico que los naturales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies